Barreras Automáticas de vehículos y sistemas de control de accesos

Barreras Automáticas de vehículos y sistemas de control de accesos


Las barreras automáticas de vehículos se caracterizan por que sus maniobras de subida y bajada están supeditadas a un control electrónico o regulación automática.




La activación de la barrera puede darse por identificación del conductor del vehículo, por presencia de vehículo, por control manual o de forma automática al transcurrir un tiempo.



Una barrera automática suele estar compuesta de: Cuerpo barrera: incluye un baúl vertical (metálico pintado al horno o inoxidable) que incluye un sistema electromecánico o hidráulico para la elevación del sistema de la barrera, un cuadro de maniobra que alimenta el motor y controla los finales de carrera, los pulsos de subida y bajada y los elementos de seguridad (Fotocélulas y espiras magnéticas).




En versiones de alta intensidad de tráfico incluye un variador de corriente que permite controlar la velocidad y consumo del motor. Asta o mástil: se trata propiamente del elemento básico de la barrera para el impedimento de paso. Pueden tener longitudes desde 2 a 8 m y su forma suele ser ovalada o redonda para minimizar el efecto vela (resistencia al viento).