Cámaras de exterior

Cámaras de exterior antivandálicas

Descripción

Las Cámaras de Videovigilancia Full HD antivandálicas para exterior desarrolladas con piezas o componentes independientes, son la mejor opción en los entornos profesionales y están indicadas para Comunidades de Vecinos, garajes, aparcamientos, hoteles, gasolineras, centros comerciales, industria…

Estas cámaras de vigilancia antivandálicas son muy versátiles y las posibilidades de configuración que ofrecen son infinitas, ya que permiten intercambiar ópticas con diferentes alcances y profundidad, incluir LEDs infrarrojos para visión nocturna, incorporar cámaras IP o analógicas, con mayor o menor resolución etc.

Sus prestaciones y características se pueden adaptar a la medida de las necesidades de la instalación de videovigilancia.

Gracias a su gran tamaño y robustez, las cámaras de vigilancia antivandálicas con piezas intercambiables generan un gran efecto disuasorio y su grado de protección es óptimo.

Soportan los golpes evitando que puedan descolocarse o desplazarse y gracias a su carcasa antivandálica exterior, la electrónica de la cámara queda perfectamente protegida.


Postventa

La postventa y el mantenimiento de una cámara de videovigilancia antivandálica Full HD son mucho más baratos que el de las cámaras de vigilancia compactas.


En caso de avería, se puede sustituir el componente averiado de la cámara de videovigilancia antivandálica, conservando el resto de las piezas, al contrario que las cámaras de videovigilancia compactas, que cuando sufren una avería deben ser sustituidas por cámaras de seguridad nuevas con el sobrecoste que esto supone.

Además, si con el paso del tiempo la instalación requiere de unas necesidades especiales como una mayor profundidad o un mayor alcance, podría sustituirse la óptica sin necesidad de adquirir una cámara de videovigilancia nueva.

Si optamos por cambiar de tecnología y queremos sustituir las cámaras analógicas por cámaras de videovigilancia IP, bastará con cambiar la cámara box o cámara interior, aprovechando el resto de componentes.

De la misma manera que si necesitamos cámaras de mayor resolución, bastaría con cambiar la cámara box manteniendo el resto de componentes.

En definitiva, a medio y largo plazo, las cámaras de vigilancia antivandálicas suponen un gran ahorro de costes en matenimiento y averías.

Al poder ajustar e intercambiar las ópticas de la cámara de vigilancia antivandálica, se consigue una precisión de imagen óptima en función de la distancia que se pretende captar por la lente, optimizando así la calidad de las imágenes y permitiendo proteger un área mayor con menor número de cámaras de vigilancia.